OmShantiOm
Inicio Buscar Enseñanzas Estudios Links relacionados Contacto
Kekaya
Rey Dasaratha
Reina Kaikeyi
Rey Bharata

 

Vínculos de familia

Cónyuges/Hijos(as)::
1. Princesa Mandavi

Rey Bharata

  • Consorte (1): Princesa Mandavi

  

"Escucha atentamente, oh dama de bello rostro y brillantes ojos: la historia de Bharata va más allá de los límites de la existencia mundana. La religión, la política y los estudios sobre Brama son un terreno al que tengo acceso de acuerdo a mis pobres luces. Pero a pesar de conocer estas materias, mi entendimiento no puede rozar la sombra de la gloria de Bharata , ni siquiera por engaño, y mucho menos describirla. Para Brama, el Señor Ganapati, Ganesa, Sesa, el rey de las serpientes, el Señor Siva, Sarada, la diosa del aprendizaje, profetas, sabios, hombres de talento y todos aquellos que son inteligentes en cuanto al juicio, la historia, fama, hechos, piedad, amabilidad, bondad y la intachable gloria de Bharata son un deleite al escucharlos y apreciarlos. Sobrepasan a la corriente celestial en pureza e incluso al néctar en gusto.
"Posee infinitas virtudes y está más allá de cualquier comparación; Bharata sólo puede ser comparado a Bharata . ¿Acaso puede el Monte Sumeru ser comparado a un ser?. De aquí que el ingenio de la raza de los poetas estuviese confuso tratando de encontrar una comparación para él.
"La grandeza de Bharata , oh bella dama, desconcierta a todo aquel que intenta describirla, así como un pez no puede deslizarse por la tierra seca. Escucha, oh amada reina: la inestimable gloria de Bharata tan sólo es conocida por Sri Rama; pero El tampoco puede describirla." (Rey Janaka, padre de Sita)
________________________________

Bharata adoraba diariamente las sandalias del Señor con su corazón desbordante de amor y constantemente se dirigía a ellas para resolver los múltiples asuntos de estado.
Mientras su lengua repetía el nombre de Sri Rama, su cuerpo se estremecía por completo por la emoción, y su Corazón estaba lleno de Sita y Sri Rama, y las lágrimas se agolpaban en sus ojos. Laksmana, Sri Rama y Sita habitaban en el bosque, mientras que Bharata, a pesar de vivir en casa, mortificaba su carne con austeras penitencias. Después de considerar ambas partes, todo el mundo estuvo de acuerdo en afirmar que Bharata era merecedor de todo elogio. Los santos se sentían avergonzados al escuchar sus votos y ritos religiosos y su determinación avergonzaba a los más grandes sabios. La santa historia de los hechos de Bharata es deliciosa y es una fuente de gozo y bendiciones. Destruye los terribles pecados y aflicciones de la era de Kali; es un auténtico Sol que dispersa la noche de la gran ilusión que nos ha sido arrojada a este mundo, y es un león, el rey de las fieras, para triturar la manada de elefantes en la forma de pecados y alivia toda clase de sufrimientos. Deleita a los devotos y descarga el peso de la transmigración y es la esencia de la Luna de la devoción a Sri Rama.
Si Bharata, que rebosaba del néctar de la devoción a Sita y Sri Rama, nunca hubiese nacido, ¿quién hubiera practicado el difícil voto de la auto-abnegación, austeridad y control de la mente y los sentidos que trascienden hasta la imaginación de los sabios?
¿Quién hubiese destruido el dolor, quemado la agonía, pobreza, hipocresía y otros pesares del mundo con su buena fama? Y, ¿quién, en esta época de Kali, hubiera desviado con fuerza la mente de villanos como Tulsidas hacia Sri Rama?
Quienquiera que escuche con reverencia la historia de Bharata, dice Tulsidas, y con estricta regularidad, adquirirá sin duda devoción a los pies de Sita y Rama y perderá el gusto por los placeres de la vida. [...]
__________________________________

[...] El ojo derecho de Bharata pestañeaba una y otra vez. Reconociendo esto como un buen augurio, se sentía desbordante de felicidad; pero al instante siguiente se volvía a sentir preocupado.
El fin del exilio de Sri Rama, única esperanza de su vida, iba a tener lugar al cabo de un solo día; este pensamiento llenaba la mente de Bharata de indescriptible tristeza. "¿Cómo es que el Señor no me ha dado ninguna noticia? ¿Es que acaso me ha castigado por mi maldad? ¡Ah! ¡Cuán bendecido y afortunado es Laksmana, un verdadero devoto a los pies de loto de Sri Rama! El Señor sabe que yo soy falso y perverso; por ello rehusó llevarme con El. Si el Señor tuviese en cuenta mis acciones no podría ser redimido ni siquiera tras innumerables ciclos. Pero El Señor nunca toma en cuenta las faltas de Sus devotos, y es amigo del humilde y del manso de corazón. Estoy profundamente convencido de que Sri Rama va a encontrarse conmigo, ya que las señales son muy propicias. Pero si sobrevivo después de terminar el plazo de su exilio, no habrá nadie en este mundo tan despreciable como yo." [...]

Bharata + Princesa Mandavi, hija de Kusaketu y Chandrabhaga.