OmShantiOm
Inicio Buscar Enseñanzas Estudios Links relacionados Contacto

Sabari

 

Vínculos de familia

Sabari

Citada en "El Ramayana" de Tulsidas

El Señor de los Raghus concedió la inmortalidad sólo a sus siervos fieles como Sabari y el buitre, mientras que Su Nombre ha liberado a incontables malvados; la historia de sus virtudes está claramente narrada por los Vedas.
_____________________________

[...] Cuando Sabari vio que Sri Rama había llamado a su morada, recordó las palabras del sabio Matanga y se alegró mucho. Con los ojos de loto, sus largos brazos, una mata de oscuros cabellos adornando sus cabezas como una corona y una guirnalda de flores silvestres colgando sobre sus pechos, los dos hermanos presentaban una encantadora apariencia; uno con tez oscura y el otro clara.
Sabari se postró ante ellos y abrazó sus pies. Estaba tan abrumada por el amor que las palabras no venían a sus labios. Una y otra vez reclinó su cabeza a los pies de loto de los dos hermanos. Entonces tomó agua y reverentemente lavó sus pies y los condujo a un asiento de honor.
Sabari trajo y ofreció a Sri Rama las más delicadas semillas, raíces y frutas. El Señor las recibió alabándolas una y otra vez.
Juntando sus manos se puso delante de Él; tan pronto como dirigió su mirada al Señor, su amor se hizo todavía más ardiente.

"¿Cómo puedo yo alabarte, siendo como soy de humilde descendencia y de cortos sentidos? Esta mujer es la más baja entre aquellos que figuran como los más bajos y entre las mujeres yo soy la más tonta, oh Destructor de los pecados."

El Señor de los Raghus contestó:

"Escucha, oh buena dama, mis palabras, Yo no reconozco otro parentesco que el de la Devoción. Pese a la casta, parentesco, linaje, piedad, reputación, salud, fuerza física, fuerza numérica de su familia, hechos llevados a cabo y habilidad, un hombre falto de devoción no es más valioso que una nube sin agua. Ahora voy a decirte las nueve formas de devoción; por favor escucha atentamente y guárdalas en la mente.

La primera es compañía de los santos y la segunda es un notable placer por Mis historias.
"Humilde servicio a los pies de loto de tu preceptor es la tercera forma de Devoción, mientras que el cuarto tipo consiste en cantar Mis glorias con propósito sincero.
"Pronunciar Mi Nombre con una fe indestructible constituye la quinta forma de adoración revelada en los Vedas. La sexta variedad consiste en la práctica del autocontrol y de la virtud, desistiendo de las múltiples actividades y siguiendo siempre el tipo de conducta prescrita por los santos.
Aquellos que practican los siete tipos ven el mundo lleno de Mí, sin distinción y reconocen a los santos grandes como yo mismo.
Aquel que cultiva el octavo tipo de Devoción se siente feliz con cualquier cosa que obtiene y nunca pretende descubrir los defectos de los demás.
La novena forma de Devoción te exige sinceridad y rectitud en la actuación propia con respecto a los demás y abrigar en tu corazón fe implícita en Mí sin ningún tipo de vacilación o depresión. Quien quiera que posea cualquiera de estas nueve formas de Devoción, ya sea hombre o mujer o cualquier otra criatura, animada o inanimada, es el más querido para Mí, oh bondadosa dama.

En lo que a ti respecta, estás bendecida con inquebrantable devoción de todos estos tipos. El premio que es difícilmente ganado por los Yoguis está hoy a tu alcance. Al contemplarme, algo increíble sucede y es que el alma alcanza su estado natural.

Si sabes algo acerca de la Hija de Janaka, Mi bondadosa dama, dime sus nuevas, oh bella dama."


"Ve al lago de Pampa, oh Señor de los Raghus; allí te harás amigo de Sugriva. Él te lo dirá todo, mi Señor Rama, Héroe de la estirpe de los Raghus; Tú posees una firme determinación y conoces todo; ¡y sin embargo me preguntas a mí!"

Postrándose una y otra vez a los pies del Señor le contó amorosamente toda la historia de lo que el sabio Matanga le había dicho y cómo todo el tiempo había esperado ansiosamente Su llegada.

Después de contarle toda la historia contempló el rostro del Señor y grabó la imagen de Sus pies de loto en su corazón; y arrojando su cuerpo en el fuego del Yoga entró en el estado de Sri Hari, del cual no hay regreso.

"Oh hombres, abandonad vuestras actividades, pecados y distintos credos que dan nacimiento al dolor, y con auténtica fe -dice Tulsidas-, sed devotos a los pies de Sri Rama."

El Señor otorgó la final beatitud incluso a una mujer que no sólo era un desecho, sino también una auténtica fuente de pecado; tú buscas felicidad, estúpida mente, olvidando a un maestro tal! [...]
________________________

Bhusundi relata a Garuda las virtudes de Sri Rama:

[...] Entonces contó cómo el Señor realizó los funerales del rey buitre, mató al demonio Kabandha y concedió el estado supremo de total beatitud a Sabari, la mujer Bhil, relatando a continuación cómo Sri Rama fue a la orilla del lago Pampa, lamentándose durante todo el camino. [...]