Om Shanti Om
| Inicio | Contáctenos | Salir (logout)

Enseñanzas

La Fe y la Devoción

"Los actos de Sri Rama cuando toma un cuerpo, Bhavani, no pueden ser lógicamente interpretados por el poder de la razón o las palabras. Comprendiendo esto, aquellos que conocen la verdad sobre El y están llenos de calma, adoran a Sri Rama, descartando todas las especulaciones teológicas."
[Shiva a Parvati (Bhavani). El Ramayana]

 

[...] "Nadie es tan querido para mí como Siva.
Un enemigo de Siva, aunque dijese ser devoto Mío, no puede alcanzarme ni siquiera en un sueño.
Aquel. que se opone a Sankara y todavía aspira a tener devoción a Mí, está destinado a la perdición por su estupidez.
“El hombre que aun siendo devoto de Sankara fuese hostil a Mí y de la misma forma aquellos que son enemigos de Siva, pero devotos Míos, tendrán su morada en el más espantoso infierno hasta el fin de la creación.
Aquellos que en el momento de dejar su cuerpo estén contemplando al Señor Rameswara, irán directamente a Mi esfera en el cielo. Y el hombre que tome el agua del Ganges y la vierta sobre el Señor alcanzará la liberación siendo absorbido en Mi ser.
Así mismo, aquel que adore al Señor con espíritu desinteresado y sin engaño será bendecido por Sankara con devoción a Mí.
Y aquel que vea el puente erigido por Mí será capaz de cruzar el océano de la existencia mundana sin ningún esfuerzo.” [...]
[Sri Rama. El Ramayana]

[...] “Escucha, amigo, voy a hablarte de mi naturaleza, conocida por Bhusundi, Sambhu y Parvati.
Si un hombre ha sido enemigo de toda la creación animada e inanimada y viene aterrorizado a Mí, buscando Mi protección y desechando la vanidad, la falsedad, la hipocresía y todo tipo de artimañas, yo en un instante hago de él un santo.

Los lazos de afecto que atan a un hombre a su madre, padre, hermano, hijo, esposa, cuerpo, riqueza, casa, amigos y relaciones son como hilos que un alma piadosa recoge y trenza en una sola cuerda con la que ata su alma a Mis pies.
Ese ser mira a todo con los mismos ojos, no tiene ningún deseo y su mente está libre de alegría, pena y temor.

Un santo así reside en Mi corazón igual que el Mamón habita en el corazón de un hombre codicioso. Sólo los santos como tú son queridos por Mí, y por nadie más me encarno en un cuerpo.
Aquellos hombres que adoran Mi forma, aquellos que desean hacer bien a los demás y caminan por el sendero de la justicia aquellos que mantienen firme su promesa y son devotos de los pies de los bramanes, me son queridos como la vida.
“Escucha, oh rey de Lanka; tú posees todas estas virtudes, y por ello te amo de manera extrema”.
[...]
[Sri Rama a Vibhisana (hermano de Ravana) . El Ramayana]

Cuando el Señor bienaventurado conoció la agonía de Sita, lágrimas se desprendieron de Sus ojos de loto.
¿Crees que alguien que depende de mí en pensamiento, palabra y obra puede soñar con la adversidad?”

[Sri Rama a Hanuman. El Ramayana]

Nada es inalcanzable, mi Señor, para aquel que disfruta de Tu gracia. Por tu fuerza una simple tira de algodón puede sin duda producir un fuego bajo el agua y lo imposible puede ser posible.
“Por lo tanto, complácete, mi señor, en concederme Devoción constante, fuente de suprema dicha.”

Cuando el Señor, oh Parvati, oyó esta simple forma de hablar de Hanuman, dijo:
“¡Que así sea! Aquel que ha venido a conocer la verdadera naturaleza de Rama no puede gozar con otra cosa que Su adoración. Incluso aquel que siente este diálogo entre Sri Rama y Hanuman en su corazón, es bendecido con devoción por los pies de Sri Rama”.

[Diálogo entre Sri Rama y Hanuman. El Ramayana]

Las escrituras hindúes enumeran hasta seis variedades de beatitud final.
Estas son:
1) Salokya (residencia en la morada de la suprema deidad),
2) Sarsti (compartir los poderes, adornos y esplendor de la Deidad),
3) Samipya (estrecha proximidad a la Deidad en el Cielo),
4) Sarupya (cuando se llega a poseer una forma exactamente igual a la de la Deidad),
5) Sayujya (absorción en la Deidad) y
6) Identidad con Brama, el sin forma y sin atributo, el Absoluto.
[El Ramayana]

“Escucha, oh sabio: Yo siempre cuido de aquellos que me adoran con total fe, al igual que una madre cuida a su niño. Si un niño pequeño corre a agarrarse al fuego o a una serpiente, la madre lo salva apartándolo de ello. Sin embargo, cuando su hijo ha crecido, ella lo ama sin lugar a dudas, pero no tanto como antes.
Los listos son como Mis hijos mayores, mientras que los humildes devotos son como Mis niños pequeños.
Un devoto depende de Mí, mientras que el primero, un hombre listo, depende de su propia fuerza; y ambos tienen que enfrentarse a enemigos como la lujuria y la ira.
Dándose cuenta esto, el prudente Me adora y nunca abandona la devoción ni siquiera después de haber alcanzado la sabiduría."

[Sri Rama al Sabio Narada. El Ramayana]


El Señor de los Raghus contestó: “Escucha, oh buena dama, mis palabras, Yo no reconozco otro parentesco que el de la Devoción.
Pese a la casta, parentesco, linaje, piedad, reputación, salud, fuerza física, fuerza numérica de su familia, hechos llevados a cabo y habilidad, un hombre falto de devoción no es más valioso que una nube sin agua.
Ahora voy a decirte las nueve formas de devoción; por favor escucha atentamente y guárdalas en la mente.

La primera es compañía de los santos y la segunda es un notable placer por Mis historias.

Humilde servicio a los pies de loto de tu preceptor es la tercera forma de Devoción, mientras que el cuarto tipo consiste en cantar Mis glorias con propósito sincero. Pronunciar Mi Nombre con una fe indestructible constituye la quinta forma de adoración revelada en los Vedas. La sexta variedad consiste en la práctica del auto control y de la virtud, desistiendo de las múltiples actividades y siguiendo siempre el tipo de conducta prescrita por los santos.
Aquellos que practican los siete tipos ven el mundo lleno de Mí, sin distinción y reconocen a los santos grandes como yo mismo.

Aquel que cultiva el octavo tipo de Devoción se siente feliz con cualquier cosa que obtiene y nunca pretende descubrir los defectos de los demás. La novena forma de Devoción te exige sinceridad y rectitud en la actuación propia con respecto a los demás y abrigar en tu corazón fe implícita en Mí sin ningún tipo de vacilación o depresión.
Quien quiera que posea cualquiera de estas nueve formas de Devoción
, ya sea hombre o mujer o cualquier otra criatura, animada o inanimada, es el más querido para Mí, oh bondadosa dama.

En lo que a ti respecta, estás bendecida con inquebrantable devoción de todos estos tipos. El premio que es difícilmente ganado por los Yoguis está hoy a tu alcance. Al contemplarme, algo increíble sucede y es que el alma alcanza su estado natural. Si sabes algo acerca de la Hija de Janaka, Mi bondadosa dama, dime sus nuevas, oh bella dama.”
[Sri Rama a Sabari. El Ramayana]

 

[...] "Y lo que rápidamente ablanda Mi corazón, querido hermano, es la Devoción, la que es el deleite de Mis devotos.
Se mantiene por sí sola y no requiere otro apoyo; mientras que Jñana, Conocimiento de Dios en su aspecto absoluto, sin forma, y Vijñana, Conocimiento del aspecto limitado de Dios, con y sin forma, son dependientes.

Querido hermano, la Devoción es incomparable y es la auténtica raíz de la dicha; y sólo puede ser adquirida por la gracia del Señor. Hay algunas formas de adquirir Devoción, un camino fácil por el cual el hombre puede alcanzarme.

En primer lugar, un hombre debe cultivar extrema devoción a los pies de los bramanes y segundo, debe permanecer ocupado en sus propias obligaciones siguiendo las líneas descritas por los Vedas. Esto trae consigo aversión por los placeres de los sentidos y serenidad y, a su vez, amor por Mi Culto, el Culto de la Devoción. Esto dará constancia a las nueve formas de Devoción como son, Sravana, etcétera, y hará que la mente desarrolle afición por Mis Juegos. De nuevo, un hombre debe ser extremadamente devoto a los pies de loto de los santos y ser persistente en la práctica de la adoración a través de su mente, palabra y acción.

Debe reconocerme como su preceptor, padre, madre, pariente, señor, dios y como todo, y debe servirme constantemente.

Cuando un devoto canta Mis glorias su cuerpo se estremece; su voz se entrecorta y sus ojos se llenan de lágrimas; está libre de la lujuria y otros vicios, orgullo e hipocresía. Yo siempre estoy atento a la llamada de un devoto tal.

Además, yo siempre reposo en el corazón de loto de aquellos que dependen de Mí en pensamiento, palabra y obra y que me adoran de forma desinteresada
.”

[Sri Rama a Lakshama. El Ramayana]


Las nueve formas de Devoción
tal como se enumeran en el Srimad Bhagavata son:
(1) Sravana (escuchar las glorias e historias del Señor),
(2) Kirtana (cantar Su Nombre, glorias e historias),
(3) Smarana (fijar el pensamiento en Él),
(4) Padasevana (adorar Sus pies),
(5) Archana (adorar una imagen del Señor),
(6) Vandana (postrarse ante Él),
(7) Dasya (servir al Señor con devoción),
(8) Sakhya (cultivar amistad con Él) y
(9) Atmanivedana (ofrecerse uno mismo al Señor).
[Srimad Bhagavata]

El jefe Nisada estaba muy triste de ver a Rama y a Sita en el suelo.
Lakshama se dirigió a él con sabiduría, desapego y devoción diciendo:

"Nadie es causa de deleite o dolor para otro; todos cosechamos el fruto de nuestras propias acciones, hermano.
La unión y la separación, las experiencias placenteras y penosas, amigos y enemigos, todo no es más que la ilusión.
Igualmente el nacimiento y la muerte, la prosperidad y la adversidad, el destino, el tiempo y toda la ilusión del mundo; los países, las casas, las riquezas, la ciudad y la familia, cielo e infierno, y todos los fenómenos del mundo; todo lo que se ve , se oye o se piensa con la mente nace de la ignorancia, y en la realidad nada de eso existe.

Suponte que en un sueño un mendigo es coronado rey o que el señor del paraíso se convierte en un pobre; al despertar, ni el uno ni el otro pierde. Así debes ver el mundo.

Por lo tanto, no estés enfadado ni culpes a nadie en vano.
Todos están soñando en la noche de la ilusión, y mientras uno está dormido, tiene diferentes sueños..."

[Lakshama a Guha, el Jefe de los Nisadas- El Ramayana]

"Hijo Prahlada, no permitas que tu fe desfallezca.
Soporta sonriendo todos los problemas que enfrentarás.
Tu fe te hará vencer todas las dificultades. "
[Sabio Narada a Prahlada - Vishnupurana 022]

"Recuerda que en tu poder de voluntad se halla la voluntad de Dios.
En tu corazón, no debes amar nada más que a Dios porque Él es un Dios «celoso».
Si le quieres, debes tener la voluntad de arrancar de tu corazón todo deseo que no sea el deseo de conocerle "
[Paramahansa Yogananda - Lecciones de Self Realization Fellowship] "No le digas a nadie cuán profundamente amas a Dios.
El Señor del Universo conoce tu amor; no lo exhibas ante los demás, pues podrías perderlo "
[Paramahansa Yogananda - La búsqueda eterna]

"...Así como no puedes agradecer a una madre por amamantar a su bebé, y no se puede agradecer a un padre por criar su familia, así como no se agradece a un árbol por sus frutos, asimismo, no hace falta que me agradezcan por proteger a mis devotos,..."

"...Yo soy un Padre, y el Universo entero es mi familia. Y Yo amo a mis devotos, más que a mí mismo..."
[Vishnu. Vishnupurana]

"Mahadevi, así como primero nace una semilla, que luego se convierte en una planta, la planta se convierte en un árbol y  solo después de eso el árbol da sus frutos, asimismo la mente primero crea buenos pensamientos, estos buenos pensamientos dan origen a la devoción, y solo entonces ¡la devoción crea normas  maravillosas de vida!"
[Vishnu. Vishnupurana 036]

"Cuando el agua moja la tierra, nuevos pimpollos aparecen. Asimismo, cuando la devoción hace que uno sea benevolente, ¡da a luz solo buenos pensamientos!
           
Así como las gotas de lluvia lavan la tierra de una flor, dejándola limpia, del mismo modo, cuando la fe toca la mente, hace que la mente sea piadosa, y la ilumina.
"
[Vishnu. Vishnupurana 028]

"Tú bien sabes que, aparte de la existencia de Dios, todo lo demás es ilusión. Y, al dejarse atrapar en ella, una persona olvida su verdadero objetivo.
Querida, el objetivo de la vida es que uno descubra a Dios en su interior y tome fortaleza de ahí. ¡Uno debe buscar al Dios que está adentro!
Un deseo te desvía de  tu sendero, ¡el deseo de riqueza, o de un hijo!
"
[Vishnu. Vishnupurana 029]

"¡El objetivo de la vida es olvidarse de uno mismo, estando absorto en el amor de Dios! Porque el amar a Dios, ¡es el comienzo de cualquier amor!
La arena  del desierto brilla como un oasis a la distancia… pero mirando de cerca, se ve que es tan solo arena. Asimismo, hasta el deseo se ve, como algo ilusorio, al  mirarlo de cerca.
Solo el amor a Dios puede elevar a las personas por encima de estos deseos.
"
[Vishnu. Vishnupurana 029]

Reina Kayadu:
¿Dónde puedo ir a pedirle su ayuda?
¡El rey ha destruido sus templos!
¿Dónde puedo ir a pedirle al Señor Vishnu que salve la vida de mi hijo?
Sabio Narada:
Hija, no necesitas ir a ningún templo para buscar la ayuda de mi Señor…
¡Él es omnipresente! Él reside en cada molécula viviente.
Debido a su estupidez, tu esposo puede haber destruido sus templos pero aun queda un templo que nadie puede destruir…
Reina Kayadu:
¿Dónde está ese templo, oh sabio?
Sabio Narada:
¡Está en tu mente, hija mía!
Mi Señor reside en la mente de todos Sus devotos.
[Vishnupurana 025]

No es fácil seguir el camino de la devoción.
Pareciera sencillo el ver la fe y hablar de ella, pero ni bien alguien hace una proclama de su fe, ¡comienza
entonces su período de pruebas!
¡Es entonces que se decide si esa fe es un simulacro o si tiene alguna base cierta!
Esto queda demostrado cuando la persona que tiene fe en Dios permanece firme aún cuando hay crisis y
sufrimiento.

[La Madre Tierra. Vishnupurana 031] "Oh Mahadevi, así como la cosecha abunda solo donde la tierra es húmeda y blanda,
asimismo el amor solo puede nacer en la mente donde residen la devoción y la fe..."

[Vishnu. Vishnupurana 037]


[regresar a enseñanzas]

Sugerencias | ©2011 Om Shanti Om