Om Shanti Om
| Inicio | Contáctenos | Salir (logout)

Enseñanzas

La Sagrada Naturaleza

[...] Los dos hermanos se sentaron a descansar en una deliciosa y resplandeciente roca de cristal.
Sri Rama habló a Su hermano menor de muchos temas, tales como Devoción, serenidad, asuntos de Estado y sabiduría espiritual.
La temporada de las lluvias había llegado y por ello el cielo estaba cubierto de nubes, las cuales producían un zumbante sonido muy agradable a los oídos.
“Mira, Laksmana; los pavos reales bailan ante la vista de las nubes, al igual que un padre de familia que tenga tendencia a la serenidad, disfrutaría contemplando a un devoto de Bhagavan Visnu.
Las nubes se están agolpando a una gran velocidad y haciendo un terrible ruido, privado como estoy de la compañía de mi amada Sita, mi corazón tiembla al ver todo esto.
Los relámpagos estallan a intervalos por entre las nubes, al igual que la amistad entre los perversos, que nunca prevalece.
Las lluviosas nubes se resquebrajan cerca del suelo, al igual que el estudiante se frena bajo la sabiduría acumulada.
Las montañas soportan el golpe de las lluvias al igual que un santo soportaría las burlas del perverso.
Los agitados riachuelos corren a gran velocidad de la misma forma que el perverso se sentiría exaltado hasta con una pequeña fortuna.
El agua se enturbia en el momento en que desciende a la Tierra, al igual que el Jiva, el alma encarnada, se envuelve en la Maya tan pronto como nace.
El agua provenientede varias direcciones se une en una charca, al igual que las buenas virtudes hallan su camino en el corazón de un alma noble.
El agua de los riachuelos se calma cuando llega al océano, de la misma forma que el ego encuentra descanso eterno cuando se une con Sri Hari.
La Tierra verde, está tan recubierta de césped que los caminos no se pueden distinguir, al igual que los santos libros se oscurecen por las doctrinas herejes.
Por todas partes se escucha el delicioso croar de las ranas, que recuerda a un grupo de estudiantes de religión cantando los Vedas.
Revestidos de nuevas hojas, los árboles de las diferentes especies, aparecen tan verdes y adorables como la mente de un alma errante que ha alcanzado la sabiduría espiritual.
Las hojas de las plantas Ak y Jawasa han caído al igual que bajo un buen gobierno los planes de los hombres maliciosos se anulan.
El polvo no puede ser encontrado aunque uno lo busque, así como la piedad es ahuyentada por la ira.
La tierra rica con sus mieses es tan deliciosa como la riqueza de un hombre generoso.
En la espesa oscuridad de la noche las luciérnagas centellean como una banda de hipócritas en formación.
Los diques de las montañas han sido quebrados por las lluvias torrenciales, al igual que las mujeres se echan a perder por la libertad.
Los esposos inteligentes protegen su cosecha arrancando las malas hierbas, al igual que el sabio arranca la pasión, vanidad y el orgullo.
Los pájaros Chakrawaka ya no están a la vista, así como las virtudes desaparecen con la era de Kali.
A pesar de que también llueve en las tierras estériles, no crece ni siquiera una brizna de hierba, al igual que la concupiscencia no crece en el corazón de un siervo de Sri Hari.
La Tierra se hace encantadora cuando hay en ella manadas de diferentes especies de criaturas vivas, al igual que la población crece bajo un buen gobierno.
Muchos caminantes débiles se han parado aquí y allá de la misma forma que con el amanecer de la sabiduría los sentidos se vuelven calmos.
Algunas veces un fuerte viento puede soplar y dispersar las nubes en diferentes direcciones; en la misma forma, con el nacimiento de un hijo indigno, la noble tradición de una familia se extingue.
Ahora hasta durante el día se hace completamente oscuro, mientras que otras veces el Sol hubiera brillado lleno de resplandor; igualmente, la luz de la sabiduría se oscurece en la compañía de los villanos y se manifiesta en la compañía de los hombres buenos.
Mira hacia aquí, Laksmana: las lluvias’han pasado y el otoño más encantador ha llegado.
Toda la Tierra está cubierta por la hierba de Kasa, con sus flores blancas, como si la estación de las lluvias hubiese revelado su edad anciana.
La constelación conocida bajo el nombre de Agastya ha aparecido y ha absorbido el agua de los caminos, al igual que la satisfacción se traga a la codicia.
Las limpias aguas de los ríos y lagos aparecen tan hermosas como el corazón de un santo en el cual no existe ni el orgullo ni el apasionamiento.
Gota a gota es absorbida el agua de los ríos y lagos en la misma forma que el sabio se desprende del instinto posesivo.
Sabiendo que el otoño ha llegado, el pájaro de Khanjana apareció, al igual que los frutos de bienvenida de las propias obras meritorias aparecen en el momento justo, ni antes ni después.
La tierra, libre del fango y del polvo ha asumido un aspecto encantador semejante a la administración de un monarca que conoce a fondo la política.
Los peces están angustiados por el decrecimiento de las aguas, como un negligente padre de familia sufriría por el deseo de dinero.
El cielo sin nubes brilla tanto como un devoto de Sri Hari que ha abandonado todos los deseos.
Aquí y allá tenemos ligeras lluvias otoñales, semejantes a un alma poco común que ha llegado a desarrollar devoción a mi.
Reyes y ascetas, comerciantes y mendigos se sienten felices de abandonar la ciudad, los reyes para extender sus dominios, los ascetas en busca de un lugar adecuado para practicar penitencias, los comerciantes para llevar su mercancía y los mendigos para pedir limosna, así como un hombre de cualquiera de los cuatro estados’de vida, cesaría en su esfuerzo por la perfección una vez que ha adquirido devoción a Sri Hari.
En las aguas profundas, los peces son más felices que en ningún otro lugar, de la misma forma que aquellos que han tomado refugio en Mí nunca se ven en problemas de ningún tipo.
El lago con sus lotos completamente abiertos presenta una apariencia tan encantadora como cuando el absoluto Brama aparece con forma.
Las abejas producen un sonido zumbante que en sí mismo es una melodía única, y los pájaros llevan a cabo un delicioso concierto de diversos sonidos.
El pájaro de Chakrawaka está muy triste de ver la noche, así como el villano se siente celoso de ver la fortuna ajena.
El Chataka grita en su agonía al sufrir una excesiva sed, semejante a lo que le pasa a un enemigo de Sankara, que no conoce el descanso.
La Luna por la noche alivia el calor del sol otoñal, al igual que el ver a un hombre santo aleja el pecado.
Bandadas de pájaros de Chakora fijan sus miradas en la Luna tan pronto como ésta aparece ante su vista, al igual que los devotos de Sri Hari posan su vista en Él tan pronto como aparece ante ellos.
Mosquitos y moscardones han muerto por el miedo al frío, al igual que el ser hostiles a los bramanes trae la ruina a toda la familia.
Los insectos que han fecundado en la tierra han muerto al llegar el otoño, al igual que un hombre que ha encontrado a un maestro, en el sentido auténtico del término, es despojado de toda duda y error.

[Sri Rama a Lakshama. El Ramayana]



[regresar a enseñanzas]

Sugerencias | ©2011 Om Shanti Om